Archivo para General

Grorber, el Visionario

Posted in General with tags , on 27/04/2010 by Locolin

La historia de Grorber tal vez sea una de las más tristes de entre todos lo humanos. Ya al nacer tuvo su primera desgracia, pues la madre murió poco después del parto. El padre nunca superó la muerte de su esposa y pagó su frustración con Grorber, al cual culpaba de su muerte. Así, la primera infancia la pasó entre el hambre (la familia era muy pobre) y el maltrato, tanto físico como psicológico del que era objeto por parte de su padre. Lo único que tenia era su imaginación, que era muy viva, y se pasaba las horas tumbado en el suelo, imaginando que estaba en un palacio, rodeado de gentes que le querían y comiendo hasta hartarse. Lo malo venía al caer el sol, cuando llegaba a casa su padre, totalmente borracho, le pegaba la paliza diaria, hasta que un día, justo en el momento en que llego, le vino a la cabeza la imagen de su padre, ardiendo al intentar pegarle, y justo en ese momento, empezó a arder en la realidad, o eso parecía. El padre enloqueció, y a pesar de que por mucho que ardiera la ropa no parecía quemarse, el padre estaba tan borracho que no se dio cuenta y acabó muriendo, no carbonizado, si no de un ataque al corazón provocado por el horror de lo que le estaba pasando. Nada más caer al suelo fulminado, las llamas se apagaron y Grorber vio, aterrorizado también, que no tenía ningún daño, solo una cara de terror indescriptible, y huyó, tanto por miedo a que le culpasen de la muerte, como por miedo de si mismo, pues sabía que ese fuego lo había creado él, aunque no sabía como. Estuvo vagando de un sitio a otro durante meses, hasta que un día se encontró a Tálamen, uno de los Tres Creadores, el cual se dio cuenta de que a pesar de su edad (apenas 10 años) ya se le habían despertado sus poderes, y se lo llevó con él para entrenarlo, aunque le costó mucho ganar su confianza. Finalmente lo consiguió, y Grorber se convirtió en el más joven miembro del conocido grupo de los Nueve Grandes, y uno de los mas queridos por sus amigos y temidos por sus enemigos.